La danza sin emociones no existe

Busca un maestro que no te diga simplemente que con práctica bailarás bien, busca uno que te coja de la mano y diga ‘vamos allá’.

Para bailar no sólo necesitas que te expliquen la técnica de ese paso, sino que te tomen la mano y te transmitan el movimiento.
Al instante la compresión cambiará.

El baile no es únicamente movimiento, siempre va unido a los afectos.

Anuncios